29 de abril: Niños.

Se ha hablado de que los niños salieran o no, la verdad es que se ha tratado mucho mejor a los perros que a los niños.

Ningún país ha confinado de esta manera tan brutal a los niños. Ningún país ha tratado tan mal a los niños.

En otro post ya hablé de los traumas psicológicos que acarreará todo este confinamiento.

Yo pensaba que los míos, después de 2 días saliendo, eran los únicos que ya no les apetecía salir.

La verdad es que preferían quedarse haciendo lo que estaban haciendo antes de ir a la calle. Siempre buscaban excusas.

He hablado con dos madres más, y también les ha pasado lo mismo. Sobre todo con los niños a partir de 10 años. No quieren salir. ¿Para qué? Si no puedo ver a mis amigos a las personas con las que me relaciono y quiero, para qué salir.

¿Para jugar solo? Los más grandecitos prefieren quedarse, hasta que uno se enfada y les obliga a salir… pero me pregunto… ¿para qué les obligo?. Si no quieren no quieren.

Qué más se habrá perdido con esta indefensión hacia los niños.

Qué paradoja, confinamos a los niños que apenas son problemáticos y los que realmente lo necesitaban, los hemos dejado morir.

Colegios ya. Son imperativos. Sobre todo para los niños. No es lo mismo 2 meses que seis sin sus compañeros. Psicológicamente lo necesitan, es impresindible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *