15 de mayo: La nueva educación

Sí, es correcto, he criticado mucho a los maestros en la gestión de estos meses. Ya se verá cómo acabará. Creo que tendrían que hacer un aprobado general a todos los niños, por muchos motivos… pero de esto ya he hablado.

Lo que toca es planificar la campaña que viene y en esto se les tiene que apoyar en todo, no por ellos, sino por nuestros hijos.

Olvidaros de que el año que viene la escuela sea como siempre. Imposible. En la clase de mis hijos hay 25 niños, que no podrán ir a clase todos juntos.

Clases que sean más fáciles de adaptarse se tendrían que dar telemáticamente, como por ejemplo las lenguas y clases que hay que ir como tecnología o laboratorio o matemáticas, que son de las más difíciles, se tendrían que dar en la escuela.

Se tendría que dar en días alternos o en menos horas, unos por la mañana otros por la tarde… no sé, como crean conveniente.

No hablo de política en general, pero en este caso, de la política educativa en concreto sí lo haré.

El Conseller Bargalló, dice que tienen que apoyar a la comunidad educativa:

No sólo se trataría de poder hacer clases presenciales con un máximo de 15 alumnos habilitando todos los espacios posibles, sino mantener una adecuada atención telemática y proteger personal educativo que por sus características (mujeres embarazadas, avanzada edad o enfermedades crónicas) no podrían ser los centros educativos por los riesgos de contagio dice el sindicato USTEC·STEs (IAC)

Por lo que el día 13 de este mes, ha habido una mesa de negociación para presentar el nuevo plan: el mismo de siempre. No cambia nada. Mismos profesores, misma educación.

Hay que preparar ya las clases y los colegios para que se puedan dar clases telemáticas, no el curso que viene, sino siempre. Han de quedarse ya.

Muchos niños enfermos ocasionalmente podrían beneficiarse de esta medida en años venideros y aprovecharse para dar siempre alguna clase telemática.

Muchos maestros pueden tener problemas en dar clases presenciales, y se necesita una plantilla ampliada para poder apoyarlos, cosa que parece que no va a ser así.

Una vez más, los unos y los otros están jugando con el futuro de nuestros hijos. Pero tened muy clara una cosa que sin niños no hay futuro, somos una sociedad que se muere y por eso junto con la sanidad es lo más importante de todo.

Hay que rescatar a nuestros hijos de esta sociedad mediocre que prima el resultado y el valor monetario sobre la EDUCACION (en mayúsculas) y sobre la salud de sus componentes, profesores y alumnado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *