Dudas

La verdad es que no sé muy bien, ya para qué quiero esta página. Mi intención primera era hablar de un programa que iba a seguir mi hijo, personalizado en el colegio, el llamado PI (Programa Individual).

No es un genio, no es un superdotado, pero es muy bueno con 12 años ahora, 10 años entonces, con las matemáticas, y le pusieron problemas superiores a su edad, con exelentes resultados. Todo esto unido al TDAH, le hacen un niño muy curioso que si no se ‘divierte’ en clase, enseguida enreda, pero si le das materia que le guste, la capta y resuelve a la primera.

Pero con el Covid-19, todo ese programa se rompió, ya que desde casa poco se puede hacer y el curso pasado… bueno… fue todo muy extraño.

Yo creo que esta es la gran diferencia con hace 30-40 años atrás, que ahora se preocupan un poco más de tí, antes no.

Recuerdo que seguramente yo cuando niño, también debía tener TDAH, recuerdo perfectamente, que en primero de básica, yo ya sabía multiplicar y dividir, ya que la guardería que yo iba me enseñaron, ya que estaba muy avanzado al resto de niños.

O sea, que viene de herencia. Nunca nadie me lo ha explicado, nunca nadie me hizo pruebas, nunca nadie me visitó. Recuerdo haber ido poquísimo al médico. No es como ahora que los pediatras llevan a rajatabla unas medidas y controles periódicos de los niños. Revisión, visita, vacunas… yo no recuerdo nada de todo eso.

Seguramente que estoy vacunado de todo lo que se vacunaba en esa época. En los 60 ya se había vencido a la tuberculosis pero en este país existía una enfermedad que mucha gente de mi edad aún tiene, y los niños actuales ya no desarrollan, la POLIO (poliomielitis), que ahora es una vacuna obligatoria y en esos años provocó estragos.

En el colegio igual, y eso que era de pago. Si no sigues las clases pasan de ti. Ya irás a recuperaciones. Siempre explico a mis hijos que a finales del franquismo muchas cosas eran tabú. A mi me expulsaron 2 días del colegio por tener unos cómics de la Patrulla X y Los Vengadores en mi poder, por haberlos llevado a clase. Al final mi padre dijo que no era posible que por unos tebeos me expulsaran 2 días, y ‘sólo’ me llevé una reprimenda, me quedé sin los cómics y me aseguraon que iría al infierno si seguía así.

Ahora entenderéis, por que mucha gente de mi edad tenga un poco de ‘pasotismo, asco, o cómo lo queráis llamar’ respecto a la religión. Tuvimos una educación represora y que todo era pecado.

Por eso no os podéis imaginar que muchos de nosotros pasamos de la religión, por que parecíamos los que recibíamos de Bud Spencer y Terence Hill, y quienes tengan un poco de edad recordarán quienes son.

Yo  no voy a entrar a valorar es sistema de educación, creo que cada vez hay menos materia pero se preocupan un poco más por los niños.  Pero lo que nunca cambia, es el sistema de los libros. Cada vez más caros y cada poco los cambian para que los hermanos no puedan aprovecharlos.

El reciclar libros y aprovecharlos eso sí que es ser sostenible, es ser ecologista y responsable con el planeta. Pero eso no vende. Eso no genera negocio. Sólo pasta de papel para editar más libros, que muchas veces sólo cambian el orden y la maquetación, no el contenido.

Esta es la hipocresía de estado y de los colegios que se dicen sostenibles… pero espera que sí, que ya han hecho avances. Las licencias digitales. Te cobran lo que vale el libro entero pero para que entres en internet pero sólo durante el curso.

¿Por qué tengo que pagar 2 veces el mismo libro en mis dos hijos y resulta que no tengo nada de nada? Cero. Ha volado. En físico, el papel no se degrada en 10 meses, en virtual, en setiembre del año que viene ya no puedes entrar. (al menos te dejan el margen por si suspendes y tienes que examinarte en setiembre)

Y yo le lanzo al colegio la pregunta: ¿cómo prepararán los estudiantes las materias del examen de acceso a la universidad? Antes era la selectividad, ahora no sé cómo se llama. No tienen ni una sola hoja para repasar.

En fin. todo es negocio, pero pagamos y recibimos los de siempre. Ya sabéis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *